Poesía Disidencia de Gonzalo Rojas

CONCEJAL POR VIÑA DEL MAR

Disidencia de Gonzalo Rojas

  • PDF

Recuerdo perfectamente, era sábado y estaban los escritores Gonzalo Rojas y Zurita, ambos sentados en estos incómodos mesones mirando al público. Un silencio intelectual, fijando todos los sentidos a las palabras que el poeta Gonzalo Rojas, aclamaba en la propia casa de Neruda ... “Neruda era “arribista y mala persona”.

 


En la entrevista que realizó en el 2006, marcaban su linea a la generaciones nuevas de escritores decia:,  “ Chile era un país miedoso y mierdoso, con mentalidad de “perro apaleado”.
Tenemos que recordar, que Gonzalo Rojas,  Nunca fue  militante, Rojas fue por décadas un hombre de izquierda: sus credenciales políticas lo llevaron, a fines de los 50, a entrevistarse con Mao Tse-Tung, en la República Popular de China. Pero tras el golpe de 1973, y probablemente gracias a la dura experiencia en la Alemania Oriental, Rojas se puso del lado del liberalismo latinoamericano que simbolizó Octavio Paz.


Él decía, “No le temé a la muerte y consideró  que la vida eterna era una mujer”. Quizás en su paso por Europa, abrió sus sentidos más oscuros declarando que era admirador del desacato, afirmando que, su avanzada edad no había perdido la juventud.
“El amor en mí se da desde  la mujer… (la vida)…  Cada 28 días está sangrando en ella. Yo no entiendo el mundo sin mujeres. Yo no creo en la vida eterna: para mí la vida eterna es la mujer. Siempre estoy peleando porque haya una mujer al lado mío, no importa que perturbe”.
La eroticidad, para Rojas, se basaba en una vertiente originaria de la animalidad, de hecho menciona que echaba de menos el olor a puterío.


“Echo de menos el olor a puterío, me divertía eso, parecía tan sucio, pero no era envilecedor… No es el puterío de la calle San Camilo de Santiago de Chile, que los había, y cinco o siete en Val paraíso, sino que es algo que viene de más lejos, de la España, de Grecia, de la Roma antigua. Los romanos eran puteros, pero tenían su gracia al compartir las niñas, las bacantes del burdel más remoto, a unos milímetros de la sacralidad. Cuando yo escribo poesía de amor y me brota la poesía no de amor sino sexualizada, no es una erótica de la carne, de que al pajarito se le pare bien a uno. No, no, no, no es eso. Todo es sagrado: el orgasmo es sagrado, el puterío aquel era sagrado, en el caso mío. ¿Por qué íbamos los jóvenes a eso? No sólo por lujuriosos animales. En mí opera un eros traducido del gozo, del encantamiento de ese prodigio que es la vibración orgánica, glandular, y de lo sagrado. Soy un místico concupiscente, lo fui siempre”.


Quizás las cercanía de su entorno, los delirios de la noche en estos puertos, basaba, estas historias que rescatamos en su tesis del amor-.
En vida declaró nunca haber militado en un partido político, como poeta se declaró un animal zumbido.
“Creo que el silencio y creo en el zumbido. La palabra tiene una dimensión fónica, y otra dimensión semántica, por ello me gustaba  De Rokha.
Para Rojas,  adoraba estar  disidencia: no estar de acuerdo, y es por ello que a Neruda lo califica y lo desmenuzara...
“La lata de Neruda en parte grande está en que no era disidente: era obsecuente el huevón. Obsecuente quiere decir un hombre que no es de una fe limpia y sana. Lo opuesto a una disidencia es una fe, una voluntad. Neruda fue un obsecuente.  Él era un arribista: lo fue desde niño y lo fue de hombre.
Las  anecdotas de algunos testimonios nos indica .:   “Oye Pablo, ahora que estamos aquí, ¿qué te parece ese joven que está por allá, dicen que él es poeta?”. Se refería a mí.  Entonces, Neruda le contesta: “Gonzalo no es malo, pero escribe poquito”. Ese fue su juicio. El intrigante de mierda y simpático que era mi amigo fue volando hacia la otra punta de la mesa y me dijo: “Mira lo que está diciendo Pablo, que tú no eres malo, pero que escribes poquito”. Y a mí me nació del alma esta frase: “Dile a Pablo que él es un genio, pero que escribe demasiadito”.

Escribir un comentario


QUE SUCEDE?


HD 110014c es un planeta descubierto por Maritza Soto, estudiante del Doctorado en Ciencias mención Astronomía de la Universidad de Chile.“Este planeta orbita a una gigante roja, lo que es bastante atípico. Solo uno de cada cinco planetas descubiertos giran alrededor de este tipo de estrellas” explica la científica, según recoge el Centro de Astrofísica de la casa de estudios.