Parlamentarios solicitan reutilizar Punta Peuco para recibir a mujeres privadas de libertad embarazadas o con hijos menores de edad

Junto con señalar que el cierre del recinto para condenados por violaciones a los derechos humanos es "ineludible e impostergable", los diputados destacan que éste dispone de comodidades en favor de la vinculación madre-hijo.

Por 56 votos a favor, 27 en contra y 17 abstenciones, la Sala de la Cámara de Diputados aprobó un proyecto de acuerdo que solicita a la Presidenta de la República la reutilización del Penal de Punta Peuco para recibir a mujeres privadas de libertad que se encuentren embarazadas o con hijos menores de edad.
Esto, señala el texto, implica “cerrar definitivamente el Centro Penal de Punta Peuco como centro penitenciario destinado al encarcelamiento de personas condenadas por crímenes cometidos contra los Derechos Humanos durante el período de Dictadura Militar”.

Un cierre “ineludible e impostergable” -agrega la resolución- debido a que el recinto alcanzó el 100% de su capacidad y porque “no existen razones jurídicas o sociales para mantener su infraestructura para la internación” de los actuales condenados, “por ser tal situación directamente atentatoria contra el principio y derecho constitucional de la igualdad ante la ley“.

Es en ese contexto que la solicitud señala entonces que entre todas las posibilidades de reutilización de dicho lugar, destaca su uso “para la detención, prisión preventiva y cumplimiento efectivo de condena de mujeres embarazadas o con hijos menores de tres años”. No obstante, el proyecto considera también ampliar ese beneficio a mayores de esa edad, si así lo concluyen “estudios especializados en el tema”.
Los parlamentarios argumentan en favor de esta medida el hecho de que la separación producto de la privación de libertad de la madre genera “indeseables efectos para los niños y las mujeres”. Junto con ello, sostienen que se hace necesario respetar los “principios y valores plasmados en diversos Tratados Internacionales sobre Derechos Humanos y Derechos del Niño”.

En ese sentido, advierten que “los actuales programas de vinculación madre-hijo llevados a cabo por Gendarmería de Chile han demostrado no ser suficientes para paliar los efectos” de la privación de libertad, por lo que se hace necesario “implementar medidas concretas para ampliar la cobertura y eficacia de estos programas, mejorarlos y contar con la implementación necesaria para su concreto desarrollo”.

Por ello, indica la solicitud, la destinación del Penal de Punta Peuco, “debido a sus comodidades” y con el objetivo de lograr dicha mejora en la relación madre-hijo, “constituye una oportunidad concreta que no es aconsejable subestimar”.
Vía El Ciudadano