Reportaje fotográfico Feria de Belloto

La feria de Belloto, en Quilpué, se ha convertido en un centro de abastecimiento para gran parte de la población de las llamadas "comunas dormitorio".

Con una gran variedad de productos silvo-agropecuarios, este emblemático reducto comercial se ha transformado, además, en una fuente de trabajo para miles de personas.

 

 

Muchas de estas personas viven de la venta de "cachureos", antiguedades, libros, y ropas, que inundan los pasajes de tierra de esta singular feria. Muchos son los cesantes que concurren cada miércoles y sábado para tratar de ganarse unos pesos con la venta de productos al detalle y algunas veces la venta de sus artefactos hogareños. (1000 pesos cuesta el derecho a vender el día miércoles y 2000 el día sábado, para los que quieren probar)

Así y todo, es un lugar para visitar y empaparse de una realidad que muestra un mundo donde todo tiene valor y donde se mezclan empresarios, pequeños comerciantes, y personas que matan su tiempo truequeando o vendiendo y hasta regalando lo que sea.